¿Necesitas ayuda?

Sofá de Piel Modelo Lidia Pedro Ortiz

El sofá Lidia de Pedro Ortiz es un referente de diseño lineal, recto, sobrio destaca por la sobriedad en sus lienas.

Desenfundable Se tapiza en Piel Tela reclinable extraible 

Más detalles

Información y precios Sofá de Piel Modelo Lidia Pedro Ortiz

Incluye tu teléfono para ofrecerte el mejor Asesoramiento.

Más

Sofá Modelo Lidia de Pedro Ortiz, está disponible tanto en piel como en tela, chaiselonge, rinconera, sillón, sofá de 3plz o 2plz. También cabe la posibilidad de ajustar achos de brazos y otras posibilidades para conseguir la medida que desee.


Estructura: Madera de pino
Suspensión asiento: Bastidor metálico muelles ZZ
Mecanismo: Asiento deslizante (35 cm.)
y cabezal abatible
Asientos: Espuma poliuretano 35kg. suave
Cabezal: Espuma super suave recubierto fibra
Riñonera: Fibra hueca siliconada

Desenfundable:

TELA. Todas las almohadas.
PIEL. Todas las almohadas.

Croquis sofa Lidia Pedro Ortiz

Comentarios

Escribe tu opinión

Sofá de Piel Modelo Lidia Pedro Ortiz

Sofá de Piel Modelo Lidia Pedro Ortiz

El sofá Lidia de Pedro Ortiz es un referente de diseño lineal, recto, sobrio destaca por la sobriedad en sus lienas.

Desenfundable Se tapiza en Piel Tela reclinable extraible 

Escribe tu opinión

28 otros productos de la misma categoría:

Sofás en piel

Algo que caracteriza a un sofá tapizado en piel, es la elegancia y sofisticación que aportan a nuestro hogar. Da igual el estilo de decoración que estemos buscando, ya sea clásico, moderno o contemporáneo, un sofá tapizado en piel siempre será un acierto.
Además de confortable, el tacto agradable de la piel es un punto a nuestro favor a la hora de elegir este tipo de tapicería.

Ventajas de la piel

En lo que se refiere al mantenimiento y limpieza, un sofá tapizado en piel requiere de unos cuidados específicos.
Con un paño húmedo podemos limpiar las manchas y polvo acumulado, manteniéndolo impoluto durante más tiempo. Incluso para aquellos miembros de la familia que sufran alergias esta opción es la más acertada.

Es recomendable además de limpiarlo con un paño humedecido, hidratar nuestro sofá con alguna crema especial para pieles al menos una o dos veces al año. Así evitaremos que aparezcan grietas y su envejecimiento sea lo más digno posible.
¡Un sofá con una piel bien cuidada puede acompañarnos durarnos muchos años!

Inconvenientes de la piel

Debemos tener en cuenta que si elegimos esta opción, la piel es un material delicado. Por lo tanto mucho cuidado con aquellos objetos que puedan arañar o punzar la piel de nuestro sofá.